Los antojos de lechuga son bastante raros. La mayoría de las veces se nos antojan alimentos altos en grasa y/o azúcar y en cuanto los comemos, provocan la liberación de una especie de “droga” natural en nuestro cerebro que...